¿Cómo empezar una dieta sana y exitosa en 2021?

¿Cómo empezar una dieta sana y exitosa en 2021?

17-02-2021 in Dieta

Ha comenzado un nuevo año y, con él, nuevas oportunidades de ponernos en forma, bajar esos kilitos que nos sobran y sentirnos mejor con nosotros mismos. El 2020 ha sido un año de comer mucho, pues hemos tenido que pasar mucho tiempo en casa. Los kilos no perdonan, y si tú eres una de esas personas que han cogido algunos y se los quiere quitar cuanto antes, ¡vamos a contarte el secreto! En es.Collected.Reviewsssssssssssssssssss encontrarás opiniones reales sobre algunos tipos de alimentación que han llevado a cabo algunas personas.

Existen diferentes productos de dietas que pueden ayudarte a deshacerte de esos kilos de más. Son un complemento perfecto a una buena alimentación y un poco de ejercicio. Primero queremos decirte que las dietas milagro no existen. No creas en los lemas de ‘pierde 15 kilos en 15 días’ porque créenos, eso no existe. De hecho, si las dietas milagro existieran, ¿no crees que cualquier persona obesa la haría y tendría resultados? Aun si esta costara mucho dinero. Por tanto, si quieres perder peso de una manera exitosa, sigue estos consejos:

Lleva una dieta equilibrada

Seguramente que has escuchado hablar sobre dietas y secretos, como evitar cenar por la noche, que según muchos, te ayudarán a bajar de peso. Es posible que lo hagas, pero con el tiempo volverás a recuperarlos. Queremos ayudarte a que hagas un cambio de hábitos, porque ahí radica la base del éxito.

Nuestro cuerpo necesita varios nutrientes para estar saludable. Entre ellos las proteínas, vitaminas, carbohidratos, minerales y grasas. Todos y cada uno de ellos cumplen una función y son imprescindibles, por lo que deberían tener un lugar en nuestra dieta saludable. Por tanto, en tu menú diario debes incluir todos los grupos. ¿Sabes dónde se encuentran?

  • Proteínas. Las tenemos en carnes, pescados, huevos y productos lácteos principalmente. También en legumbres y frutos secos, aunque estos dos grupos también tienen un alto contenido en grasas e hidratos, por lo que no son recomendables como fuente exclusiva de proteínas. Para las personas vegetarianas o veganas, pueden encontrarlas en el tofu, la soja o el seitán. ¿Sabes que las legumbres como garbanzos o lentejas junto con el arroz integral forman una proteína tan completa como la de un pescado o una carne?
  • Carbohidratos. Se hallan en el arroz, la pasta, harinas, patatas, yuca y en alto contenido en algunos vegetales. Se recomienda su consumo diario pero equilibrado, y a ser posible, en versiones integrales pues son más ligeras y menos calóricas. Los cereales integrales son también una buena opción.
  • Vitaminas y minerales. Se hallan en verduras y frutas generalmente.
  • Grasas. Cuando decimos que el organismo las necesitas, no nos referimos a las grasas saturadas. Si no sabes las diferencias entre grasas naturales y grasas saturadas te diremos que las segundas no son beneficiosas para nuestro cuerpo y son las que se encuentran principalmente en los alimentos procesados como salsas, pizzas congeladas y demás. Hay alimentos saludables que contienen grasas buenas como el aguacate, las nueces o el salmón, entre otros. La mantequilla de cacahuete también es una opción válida.

En base a esta información puedes crear tu propio menú y así conseguir bajar esos kilos de más. Si crees que necesitas ayuda siempre puedes contar con los servicios de una dietista nutricionista. Y que lleves una dieta equilibrada no significa que no puedas ayudarte con productos específicos para bajar de peso. Si buscas opiniones sobre Dieta Exante, verás que los clientes están muy satisfechos con los resultados.

Hay muchos tipos de dietas saludables que puedes seguir, así que olvida las dietas milagro y los mitos que corren por la red. Cambia de hábitos y lleva un estilo de vida healthy. No obstante, siempre se recomienda que se cuente con la ayuda de profesionales que pueden supervisarte y orientarte sobre los alimentos saludables que incluir en tu dieta.

Di no al alcohol

El alcohol en exceso puede convertirse en un enemigo en tu batalla contra esos kilos de más. Piensa que este normalmente se acompaña de bebidas gaseosas y azucaradas, las cuales no son beneficiosas. Por otro lado, juega un papel que nos hace engordar: impide la oxigenación de las grasas y los hidratos, por lo que impide su eliminación y favorece su almacenamiento. ¿Significa eso que no podemos tomar ni una copa? No exactamente. Como hemos dicho al principio, lo perjudicial es el alcohol en exceso, y mucho más si hablamos de licores. Y si hablamos de vinos, ¿es el vino una bebida saludable? Si se toma con moderación, sí, lo es. De hecho, incluso expertos médicos recomiendan tomar una copa de vez en cuando. Pero recuerda, solo de vez en cuando.

El ejercicio es crucial

Hacer un poco de deporte cada día es crucial para bajar de peso. Este no solo quema grasas y nos tonifica, sino que, además, acelera el metabolismo, lo cual permite que quememos grasas más rápido y no almacemos grasas e hidratos que son los que hacen que aparezcan los temidos michelines. ¿Cuál es el mejor deporte que puedes hacer? Pues mucho dependerá de tus circunstancias, el tiempo que tengas y tu capacidad física. Hay ejercicios que hacer día a día en casa si no tienes tiempo de ir a un gym. O tal vez te guste salir a correr, patinar o montar en bici al aire libre. Nadie mejor que tú para decidir qué te va mejor.

El cardio, que suele ser el ejercicio físico más movido que pone a mil nuestras pulsaciones, como la cinta, la bicicleta o la elíptica, quema grasas muy rápido. Las pesas, a diferencia de lo que muchos creen, no son para hacernos musculosos, sino para ejercitar los músculos los que, a su vez, cuando crecen no dejan espacio para la grasa y esta se elimina. Por tanto, si decides ir al gimnasio, una combinación de ambos (cardio y pesas) es lo más recomendable. No hay duda de que la actividad física será tu mejor aliada para ganar esta batalla.

Hidratación, fundamental

La hidratación juega un papel fundamental a la hora de perder peso. Nuestro organismo es un 60 % agua, así que beber agua nos permite mantener el equilibrio en el organismo y estar sanos. Se estima que una persona debe consumir entre 1,5 y 2 litros de agua al día. Te puede parecer demasiado, pero si lo mides en vasos, son 8 al día, aproximadamente. Por supuesto, en este agua no se pueden incluir zumos, ya que estos, sean o no naturales, tienen un alto contenido en azúcar. Lo que sí puedes hacer es sustituir el agua por infusiones (sin azúcar ni miel) como menta poleo, o algunos tés que sirven para eliminar grasas y líquidos. Hay un tipo de té saludable del que se está escuchando hablar mucho en los últimos meses: el té kombucha. ¿Sabes por qué? Por sus muchos beneficios, entre ellos:

  • Ayuda a mantener el equilibrio de la flora intestinal por su contenido en probióticos.
  • Hidrata y ofrece multitud de sabores para no aburrirnos.
  • Es antioxidante.
  • Fortalece el sistema inmunitario.
  • Tiene muy pocas calorías.
  • Es estimulante, ¡una gran alternativa al café!
  • Mejora la concentración y la memoria.
  • Acelera el metabolismo, propiciando la eliminación de grasas.

Como ves, ya hay muchas formas en las que podemos hidratarnos, incluso si no nos gusta mucho el agua. El té kombucha es una de ellas.

Busca alimentos saludables

Además de esforzarnos por tener una alimentación equilibrada, es necesario que cambiemos nuestra forma de ver los alimentos y nuestra forma de comprar. ¿Qué queremos decir con esto? Que hay que tener nuevos hábitos cuando vayamos al súper. Por ejemplo, elegir leche desnatada o semi frente a la entera, chocolate negro en vez de con leche, ingredientes naturales en vez de envasados y procesados, arroz integral en vez de blanco… Cualquier cosa que se incluya dentro del término ‘comer sano’ y con menos calorías es aceptable. No te fíes de los productos light o los que prometen no tener azúcar, pero están repletos de edulcorantes, colorantes y otros aditivos que pueden engordar y ser más perjudiciales que el azúcar en sí que pretendíamos evitar.

¿Cuáles son algunas de las dietas más efectivas?

Si hablamos de dietas, podríamos estar todo el día y mucho más. Se han inventado tantas, y hay tantas que rulan por la red, que no sabríamos por dónde empezar. No obstante, algunas de ellas han demostrado buenos resultados y sobre todo, distintos especialistas médicos han confirmado su salubridad. Estas son algunas de las más recomendadas:

Dieta mediterránea

La dieta mediterránea se basa en alimentos naturales, en una combinación de todos ellos para que consumas los nutrientes que tu organismo necesitamos y que te citamos al principio del artículo. Para saber cómo crear tu propia dieta mediterránea, solo tienes que combinar los ingredientes de forma que la mitad del plato sean proteínas, un cuarto de hidratos, y el otro cuarto de vitaminas y minerales. Buen ejemplo de ello sería un muslo de pollo asado, con una patata al horno y unas verduras salteadas.

Una de las bases de esta dieta es cocinar los alimentos con la menor grasa posible, es decir, cocidos, al natural, al horno o al vapor. Siempre aderezados con aceite de oliva virgen. Digamos que es una manera de comer saludable que se puede mantener en el tiempo, con la que adelgazarás y mantendrás tu peso muchos años.

Dieta DASH

Esta dieta está pensada para personas que sufren de presión arterial alta, pero es apta para cualquier persona que quiera bajar de peso. Esto es así porque su base radica en evitar las grasas saturadas como la que contienen los productos lácteos, las bebidas azucaradas, las carnes grasas o los aceites vegetales. Por el contrario, fomenta el consumo de frutas y verduras, carnes magras, lácteos desnatados y granos integrales.

Flexiteriana

Esta es una dieta más o menos vegetariana. El mayor consumo debe centrarse en verduras, frutas y granos, pero ocasionalmente se puede incluir carne y pescado. De ahí el término ‘flexi’ incluido en su nombre. Esta dieta no solo nos ayuda a bajar de peso, sino que hay quienes afirman que hasta aumenta la esperanza de vida y evita enfermedades cardíacas, diabetes o cáncer.

¿Y qué hay de la dieta keto?

Seguro que has escuchado hablar de las dietas basadas en proteínas. Antes se llamaba Dukan, ahora Keto, pero la base es la misma. Se trata de dietas cetogénicas en las que la grasa y las proteínas son el fundamento. Se erradican por completo los hidratos de carbono, lo cual ya deja ver deficiencias por las que no son muy recomendables. Ya mencionamos que todos los nutrientes que nuestro organismo necesita son importantes para su equilibrio y buen funcionamiento. Por tanto, ninguna dieta que elimine uno o varios de estos, o que exagere el consumo de alguno de ellos, es beneficiosa. De hecho, el consumo excesivo de proteínas puede causar daños irreparables en nuestro hígado y otros órganos vitales. Aunque es cierto que estas dietas cuentan con el respaldo de algunos médicos, siempre ha sido para tratar enfermedades específicas, y no recomiendan que sea una forma de alimentación que se mantenga en el tiempo.

Por tanto, resumiendo podemos decir que para tener éxito este año y ganarle la batalla a esos kilos de más, se necesita cambiar la mente y el estilo de vida que llevamos. Hay que alimentarse de forma saludable, con ingredientes naturales y cocinados con la menor cantidad de grasas saturadas posible. También hay que hidratarse bien, hacer ejercicio, no excederse con el alcohol y contar con la ayuda de profesionales que supervisen nuestro estado de salud.

¿Ya estás pensando en elaborar tu propia dieta y bajar de peso? Pues sigue estos consejos, sé constante y ten paciencia. Solo así llegarán los buenos resultados.

  • Home