Seguro de responsabilidad civil ¿vale la pena contratarlo?

Seguro de responsabilidad civil ¿vale la pena contratarlo?

08-03-2021 in Seguros

El seguro de responsabilidad civil en España no es obligatorio en ciertas circunstancias laborales, pero en general esta clase de seguro ostenta el título de obligatoriedad. Según el artículo 1902 del código civil español, establece que toda persona por acción u omisión le genere o acarree daños a otro, está “obligado” a pagar los daños.

Pero incluso, aunque existe esta ley, para algunos es desconocido el uso de los seguros de responsabilidad civil. Sin embargo, dejando a un lado que la ley establece que debemos pagar obligatoriamente los daños ocasionados a terceros ¿vale la pena contratarlo? ¿Qué servicios abarca esta clase de seguros y cuándo es obligatorio contratarlos en el ámbito laboral?

En este artículo responderemos cada una de estas preguntas, así que te invitamos a seguir leyendo y a utilizar la plataforma de es.collected.reviews para consultar las opiniones de aseguradoras españolas.

¿Qué es el seguro de responsabilidad civil?

En términos sencillos el seguro de responsabilidad civil, es la prima o póliza de seguro encargada de cubrir o sufragar los gastos surgidos a raíz de los daños provocados por la persona asegurada hacia un tercero, empleado o socio. Bien sean daños corporales o materiales, esta póliza está obligada a pagar todos los dañosque se deriven de forma directa por acciones de la persona asegurada. Estos daños pueden ser por medio de incendios o explosiones, roturas de cañería o aguas blancas, errores en el sistema eléctrico o aire acondicionado, operaciones de carga y descarga de bienes, daños ocasionados a vehículos, u otras coberturas que estén previamente incluidas en la póliza del seguro de responsabilidad civil.

Las pólizas de seguro pueden tener pólizas contractuales y extracontractuales. ¿Qué significa esto? La cobertura contractual aplica cuando el daño se originó gracias al incumplimiento de una obligación pactada en un contrato. Cuando esta clase de situación ocurre, se activa la reparación de la póliza de responsabilidad civil con cobertura contractual. En cambio, una póliza extracontractual es la que se origina cuando se le genera daños o perjuicios a un tercero con el que anteriormente no se tenía ninguna clase de relación previa.

¿Vale la pena contratar un seguro de responsabilidad civil?

Por supuesto que sí, si no disponemos de un seguro de responsabilidad civil, se tendrá que hacerles frente a los siniestros que podamos causarles a terceros. Todos estos gastos saldrán de nuestro patrimonio. Por lo que es más recomendable poseer una cobertura de responsabilidad civil.
La contratación de esta clase de pólizas es de gran importancia para aquellos que manejan un negocio o empresa. Los denominados seguros de responsabilidad civil para profesionales, protegen al asegurado cuando tiene la obligación de indemnizar a otro por causa del incumplimiento de una obligación.

Para hacer una contratación de un seguro de responsabilidad civil profesional, se deben de tomar en cuentas las distintas coberturas que abarca esta clase de póliza, pero sobremanera la actividad que realiza la empresa. La información detallada y precisa, ayudará que el asesoramiento puede llegar a resultar en la contratación idónea de una póliza acorde con el desarrollo de la compañía.

¿Qué coberturas abarca el RC Profesional?

Entre las coberturas que proporcionan las aseguradoras para las empresas tenemos:

Responsabilidad civil por explotación

Encargada de cubrir las reclamaciones por daños a terceros durante el ejercicio de las actividades empresariales. Un ejemplo de esto sería cuando un tercero se lesiona por causa del mantenimiento o reparación de un equipo o maquinaria de la empresa.

Responsabilidad civil Patronal

Esta clase de coberturas es esencial en toda empresa, sobre todo cuando se dispone de una numerosa cantidad de trabajadores. Esta cobertura se activa cuando existan reclamaciones por parte de los empleados o familiares del mismo, si se halla evidencia de que la responsabilidad de los daños fue a causa del propietario de la empresa. Todos los accidentes laborales que impliquen indemnización corren por parte del seguro de responsabilidad civil patronal.

Responsabilidad civil por producto

Idóneo para todas aquellas empresas que se dediquen a la venta y comercialización de productos. Esta cobertura entra en funcionamiento cuando la empresa recibe reclamaciones por daños provenientes de sus productos. Seguro de responsabilidad civil por contaminación accidental. Las actividades laborales de una empresa pueden llegar a generar contaminación a terceros. Es aquí cuando se activa el seguro de responsabilidad civil por contaminación accidental. Es importante que empresas que trabajan con desechos tóxicos, cuenten con esta clase de póliza de seguro.

¿Quiénes están obligados a contratar los seguros de responsabilidad civil profesional?

Para que el seguro de responsabilidad civil profesional sea de obligatoria contratación, hay que analizar la actividad que desarrolla la empresa. Entre las actividades empresariales que tienen la obligación profesional de contratar esta clase de seguro están:

 Abogados
 Administradores
 Profesionales de asistencia sanitaria privada
 Persona física o jurídica que se desenvuelva en los servicios sanitarios
 Empresas dedicadas al mantenimiento de ascensores
 Restaurantes, cafeterías y bares
 Corredores de seguros
 Propietarios de complejos deportivo y gimnasios
 Agencias de viajes
 Empresas o establecimientos donde se realizan actividades recreativas o que impliquen
actividades con la fauna y flora. (Cines, zoológicos, teatros o botánicas).

Los seguros de responsabilidad civil son indispensables para el desenvolvimiento de toda empresa. Sus coberturas abarcan los distintos ámbitos laborales que presentan todas las compañías en las diversas áreas donde desarrollan su actividad.

Sin embargo, un seguro de responsabilidad civil es muy útil para las personas en general, dado que se encarga de sufragar los gastos que le ocasionamos a terceros. Estos daños pueden generarse de diversas formas, por eso lo mejor es ser previsores y proteger nuestro patrimonio con una póliza de seguro de responsabilidad civil. Para hacer alguna de estas contrataciones siempre te invitamos a apostar por la asesoría de profesionales quienes te ayudarán a escoger las mejores opciones para ti.

  • Home