Seguros que toda familia debe de tener

Seguros que toda familia debe de tener

28-07-2021 in Seguros

Has escuchado la frase ¿es mejor tener un seguro y no necesitarlo que necesitarlo y no tenerlo? Lamentablemente muchas personas y familias en general han tenido que padecer esta última situación. En nuestra vida, los imprevistos están a la orden del día, y a veces la situación económica no está de nuestro lado y enfrentar este tipo de imprevistos, sin un seguro que nos respalde, es una situación complicada.

Ahora bien, son muchas las razones por las cuales debemos de tener a nuestra disposición un contrato de seguros, tanto por los beneficios, como por los riesgos que podemos padecer. No obstante, hay algunos tipos seguros que, en el contexto familiar, todos deberíamos de tenerlos. ¿Cuáles son?

Seguros que necesitan las familias

En el área de seguros, existe una cantidad muy diversificada de opciones a la disposición de todos. Pero existen algunos seguros ideales para proteger a la familia como es el caso de:

Seguros para vivienda

La vivienda es uno de los bienes más valiosos que toda familia puede tener. Este inmueble tan preciado está expuesto a riesgos o siniestros como incendios, inundaciones, robos, daños por el tiempo o otros acontecimientos.

Todos ellos ponen en riesgo el hogar y a su vez la integridad familiar, ya que un hogar es un bien elemental para toda familia y tenerlo en buenas condiciones forma parte de nuestras necesidades básicas. Hay distintas coberturas que se pueden integrar a un seguro de hogar, pero para consultar algunas opciones como populetic seguros, te invitamos a hacerlo en la plataforma de es.collected.reviews.

Seguro de vida

Contratar un seguro de vida, es prever y pensar en el futuro de todos los miembros de la familia. Esta clase de seguros garantiza el pago inmediato de un capital, posteriormente a la muerte, accidente o enfermedad de la persona asegurada.

Esta indemnización es de mucha utilidad, para la persona asegurada o para los beneficiarios de la póliza de seguros. Pues en caso de que ocurra alguno de estos tres imprevistos (Muerte, accidente o enfermedad), el aporte económico que esta persona suministraba a la familia, se podrá saldar con el pago de la indemnización.

Hay que mencionar que la muerte o incapacidad laboral de una persona encargada de suministrar el mayor aporte económico de una familia, es una situación verdaderamente difícil de sobrellevar y esta clase de protección financiera, resguarda la integridad financiera y mental de la familia. Es decir, que aquellos que optan por contratar esta clase de seguros, están pensando en dejar protegido a su familia, incluso después de su muerte.

Seguro médico

Esta clase de seguros protege de forma específica a cada uno de los miembros que conforman la familia. Es cierto que los seguros médicos familiares, implican un desembolso alto de dinero, pero los beneficios que aportan hacen valer esta inversión familiar.

Además, con un buen estudio de los miembros de la familia que estarán integrados en la póliza de seguros, se puede asegurar no pagar por coberturas que realmente no necesita la misma. Los seguros de salud son realmente importantes cuando la familia tiene miembros que superan los 60 años de edad o se tienen bebés o niños.

Cada uno de ellos tiene necesidades médicas específicas, que dependiendo de la aseguradora que se escoja, se podrá obtener las máximas garantías. Por esta razón es muy importante, que antes de contratar una póliza de seguros médicos, verifiques exhaustivamente las coberturas que se ofrecen, hagas una comparativa de las distintas aseguradoras y consultes las opiniones de aseguradoras españolas, así podrás hacer una escogen más acertada.

Entre las principales coberturas que debe de incluir un seguro médico familiar, están la asistencia sanitaria, por si surge la necesidad de tener que hospitalizar alguno de los miembros de la familia, muchas de estas coberturas no solo abarcan los servicios de hospitalización, también incluyen atención para el cuidado de niños o adultos mayores, o servicios para la compra de medicamentos.

De igual forma, otra de las coberturas que se incluyen en este tipo de seguro son la de asistencia para las embarazadas, seguro dental, servicios de psicología y de planificación familiar.

Seguro de decesos

El fallecimiento de un familiar no es solo una situación dolorosa, también implica gastos y una cantidad de papeleo que puede llegar a brumar. Por eso, aunque no queremos estar imaginándonos vez tras vez que la muerte puede llegar, contratar un seguro de decesos es una solución prevista para usarla en el futuro.

Los seguros de decesos presentan varias coberturas, más allá del pago de los servicios fúnebres, pueden incluir incineración, velatorio, traslado, entierro, u otros gastos como repatriaciones, gestión de documentos, servicios médicos y personal de asistencia.

Seguro para automóvil

Aquí en España esta clase de seguros es obligatorio para poder circular con el vehículo. Sin embargo, contar con un seguro para autos es muy ventajoso. Esta es una protección directa para solventar cualquier accidente, falla u otro imprevisto que pueda presentar nuestro automóvil.

Este resguardo del patrimonio implica coberturas en caso de robo, cobertura para cubrir los gastos de reparación por algún accidente automovilístico, asistencia legal y médica si se requiere y asistencia vial, para las ocasiones en que el auto se descomponga en la casa, vía o viajes en carretera.

Seguro de responsabilidad civil

La ley establece que, en caso de ocasionar daños a otros por acción u omisión, la persona que lo ocasionó está obligada a reparar el daño causado. En este sentido, el seguro de responsabilidad civil es el mejor aliado para aquellas ocasiones donde nuestra mascota le hizo una gracia al vecino, o nuestros hijos rompieron algunos objetos al jugar, o cuando por accidente dejamos un grifo abierto y además de afectarnos a nosotros, también le generó daños al vecino.

Los seguros para las familias garantizan el bienestar patrimonial e individual de cada uno de los miembros que la integran. Esta protección va más allá del plano monetario, también abarca la parte médica, psicológica y emocional de la misma. Su contratación no es una mera decisión más, pues implica el bienestar presente y futuro de la familia.

  • Home